La APEFIC alienta la adhesión provincial a la ley nacional de inversiones forestales

26 septiembre, 2019 | Foresto Industria

Se trata de una herramienta que otorga estabilidad fiscal por el término de hasta 30 años a los nuevos emprendimientos del sector. La semana pasada la Cámara de Diputados dio media sanción y ahora resta la definición del Senado.

La Asociación Civil del Plan Estratégico Foresto-Industrial de Corrientes (APEFIC) destaca la media sanción que logró en la Cámara de Diputados el “Proyecto de Ley de Adhesión  a la Ley Nacional Nº 27487” (de inversiones forestales) que prorroga y modifica  la Ley Nacional Nº 25080 por 10 años más. En ese sentido, la APEFIC alienta a los senadores provinciales a votar a favor de la propuesta elevada por el  Poder Ejecutivo provincial para favorecer e impulsar las inversiones en el sector con mayor potencial de desarrollo de Corrientes.

Vale recordar que la Ley 25.080 de promoción de las inversiones forestales es un régimen vigente desde el año 1999, que quedó prorrogado y modificado por la ley 27487 (decreto 12/2019) al promulgarse la nueva norma sancionada por el Congreso Nacional el 12 de diciembre de 2018.

La normativa, que extiende la vigencia del beneficio y modifica la anterior ley 25.080, garantiza un régimen de promoción de las inversiones que se efectúen en nuevos emprendimientos forestales y en las ampliaciones de los bosques existentes. Además, los emprendimientos incluidos en el actual régimen tendrán estabilidad fiscal por el término de hasta 30 años. El plazo podrá ser ampliado por la autoridad de aplicación, hasta un máximo de 50 años de acuerdo a la zona y ciclo de las especies implantadas.

Uno de los aspectos modificados con la nueva ley es el porcentaje de beneficio económico percibido según la superficie que se trate. La ley 25080 consideraba un beneficio económico del 80% del costo de plantación a superficies de hasta 300 hectáreas, sin embargo  la nueva ley 27487 cambia las categorías de 80%, 60%, 50% y 40% según se trate de superficies entre 1 a 2 hectáreas (ha), hasta 50 ha, 51 a 150 hectáreas y 151 a 300 hectáreas respectivamente.

Los beneficios de la ley alcanzan también  a la instalación de nuevos emprendimientos forestoindustriales y las ampliaciones de los existentes, siempre que aumenten la oferta maderera a través de la implantación de nuevos bosques.

Actualmente para financiar parte de esta ley se implementa el Seguro Verde, el cual es un acuerdo público-privado entre el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, la Superintendencia de Seguros de la Nación y 12 compañías de seguro para colaborar en reducir la huella de carbono de automotores. Las compañías que adhirieron al sistema voluntario destinan 1% del valor de cada póliza de automotor para plantar y cuidar árboles vía el régimen de la Ley 25.080.

Desde la implementación del Seguro Verde, los fondos colaboraron con el financiamiento de la plantación de 28.000 ha, el enriquecimiento de 700 ha de bosques nativos y el manejo de alrededor de 50 mil ha.

Al momento existe 1.3 millones de hectáreas forestadas en el país, muchas de las cuales se generaron a partir de la ley 25080 que fomentó la implantación de este cultivo. A partir del último inventario forestal realizado del año 2018 se sabe que la provincia de Corrientes cuenta con 514.143 hectáreas de bosques implantados dentro de los que se reconoce especies de Pinus, Eucaliptus, Grevillea, Toona, Paulonia, géneros nativos, entre otros.

El presidente de APEFIC, Juan Ramón Sotelo, manifestó que “el Plan Estratégico Forestal y Foresto-Industrial 2030 nacional tiene como meta lograr un patrimonio de 2 millones de hectáreas de plantaciones forestales y la industrialización de la madera resultante. Esto requiere inversiones por alrededor de 7 mil millones de dólares que permitirían la creación de 187.000 empleos y de esa manera se revertiría el histórico déficit en comercio exterior, pasando el sector a generar más de 2 mil millones de dólares anuales de divisas”

“La Provincia de Corrientes con sus 2,5 millones de hectáreas aptas para la producción forestal se posiciona como una zona estratégica para lograr este objetivo trazado a nivel nacional”, resaltó Sotelo.