3794-990710

Desde la Asociación del Plan Estratégico Foresto Industrial de Corrientes (APEFIC), como asociación representante de toda la cadena forestal de Corrientes, queremos aclarar nuestra postura en relación con la cuestión surgida en estos días sobre el abastecimiento de materia prima a los aserraderos de la provincia y su vinculación con las exportaciones de rollos.

En primer lugar, no festejamos bajo ningún aspecto las exportaciones de rollizos (obtenidos en su mayoría gracias a subsidios nacionales) que se están realizando sin darle valor agregado en nuestra provincia. Solo en el año 2020 se comercializaron 462 mil toneladas de materia prima por la que se obtuvo una ganancia de 26.5 millones de USD, cuando en el caso de haberla comercializado como un producto industrializado, el monto sobrepasaría los 66.5 millones de USD (250% más). Sin contar el impacto social y efecto derrame que genera al procesarlo industrialmente en la provincia.

No obstante, no podemos dejar de mencionar la necesidad del productor forestal de ubicar su producción, quien, además, por años ha comercializado su materia prima localmente a un precio muy por debajo de otros países en la región (actualmente los rollos para exportación y mercado interno se comercializan a un promedio de 7usd/m3 en pie, cuando en Chile el precio de la misma materia prima es de 30usd). Demostración de ello es que muchos productores han dejado de replantar lo cosechado debido a la imposibilidad de afrontar sus costes. El poner en funcionamiento la cadena logística al exterior permitió reactivar nuevamente el tren de cargas (línea Urquiza) y puertos, mejorando así los costos logísticos de éste como de otros sectores productivos. Esto además significó la demanda de nuevos servicios implicando la creación de miles de empleos. Otro impacto positivo es la posibilidad que tienen las foresto industrias de comenzar a exportar tablas procesadas en bodega (más económico que en contenedor) en la misma cadena logística.

Por otro lado, conocemos y confirmamos que existe actualmente dificultad por parte de los aserraderos al momento de conseguir materia prima en tiempo y forma. Llegando inclusive a tener que suspender turnos debido al faltante de materia prima. Este hecho se debe a varios factores:

 

  • Aumento de la producción / capacidad de cosecha limitada: Actualmente se registran incrementos significativos en el nivel de consumo de materia prima por los aserraderos en relación con el año pasado (Incrementos de: Santo Tomé 36%; Santa Rosa 32%; Gdor. Virasoro 25%). Ante esta situación, los servicios de cosecha y transporte se vieron colapsados en su capacidad. Agrava la situación el hecho de que los contratistas poseen maquinaria obsoleta de baja productividad, problemas al importar insumos y el hecho de no contar con capital ni financiamiento adecuado para recambiar o adquirir nuevas tecnologías que a su vez cotizan en dólares.
  • Bajos precios maderables: se denotan una disminución en la oferta maderable debido al bajo precio de la madera en general, en comparación con años anteriores. Los productores esperan mejores precios para poder vender.
  • Caminos: actualmente existen rutas que por su estado limitan la disponibilidad de materia prima.
  • Clima: las lluvias registradas en el último mes (500 mm en enero) redujeron las posibilidades de cosecha y con ello, la oferta.

Asimismo, a fin de despejar posibles dudas de lo que representa el volumen de exportación de rollos en relación con la oferta maderable de la provincia, se expone la siguiente planilla con el destino actual de esta.

page2image34893184
Fuente: Dirección de Recursos Ftales de Corrientes (2021)

Sin considerar nuevas plantaciones, Corrientes, con la existencia actual maderable se encuentra en condiciones de responder a la demanda externa actual de rollizos durante los próximos 16 años sin perjudicar la existencia maderable para las industrias locales (Fuente: AFOA en base información relevada año 2.020).

Asimismo, en el caso del pallet, se agrega que el rollo para exportación no compite con este ya que la primera comercializa diámetros mayores (22cm c/c) y el mercado de pallet utiliza diámetros menores como materia prima.

Sin embargo, vemos con preocupación el hecho de que actualmente los productores no se encuentran replantando lo que están cosechando, o por lo menos al mismo ritmo. Esto supone una pérdida en la superficie del patrimonio forestal provincial la que supo llegar a las 520 mil ha totales a partir de incrementos sostenidos del patrimonio forestal a razón de 10 mil ha por año. Desde el sector primario se sostiene que el precio actual de la materia prima debiera ser el doble para justificar el volver a plantar (costo plantación + prácticas silvícolas + protección).

Por lo expuesto, se deduce que la demanda de exportaciones no es el motivo de la falta de disponibilidad de rollos para los aserraderos. Existe una problemática puntual en los servicios y logística forestal para responder a una mayor demanda de materia prima en general (independientemente del destino de esos rollos).

En ese sentido estamos convencidos que el camino no es el limitar, tratar de retener o prohibir el aspecto comercial primario sino por el contrario, fomentar el comercio y desarrollo sectorial apuntalando principalmente a la industria como eslabón estratégico para el desarrollo de la cadena en su conjunto.

A fin de poder hacer frente a esta situación y mejorar la competitividad de las industrias de base Forestal, desde APEFIC se propone:

 

  1. Eliminación de las retenciones a los productos foresto industriales: actualmente los productos de las partidas 4407 (tabla aserrada), 4409 (molduras), 3805 (trementina), 3806 (colofonia) y 4412/4421 (tableros); tributan 4,5% de retenciones. En vistas de fomentar las exportaciones de productos industrializados es importante bajar a 0% estas retenciones como lo están otros productos de economías también regionales.
  2. Financiamiento: para mejora en la eficiencia y calidad productiva.
    • Fto industrias: (si bien los costos unitarios de producción como kwh, operario/hora, son similares a otros países, las foresto industrias correntinas necesitan más unidades de producción para lograr el mismo producto debido al nivel de tecnología vigente).
      • Créditos blandos de alto capital para la adquisición de maquinarias y tecnologías de procesamiento nuevas (Precios de referencia: moldurera 100.000 usd, línea de afilado 150.000 usd, secadero 300.000 usd).
      • Programa de garantías financieras para el fomento de las inversiones y exportaciones agroindustriales.
    • Servicios forestales y logísticos: actualmente se caracterizan por su falta de tecnificación. (Precios de referencia: camión tipo bitrén 250.000 usd; Harvester 450.000 usd).
  3. Logística: el costo de transporte por camión representa un 34% del costo totale de exportación por puerto de Buenos Aires. Esto atenta contra la competitividad de todos los sectores productivos. Propuesta:
    • Mejoramiento del tren de cargas: mejorar el estado de las vías buscando una circulación continua y segura que permita generar compromisos comerciales. (existe una demanda potencial de transporte hacia el sur de la provincia de productos de los sectores productivos en el orden de los 3 millones de tn).
    • Utilización de hidrovía del Río Paraná:
      • Disminuir los costos vinculados a las navieras nacionales: La industria naviera argentina representa hoy el 3% del volumen total que se mueve por vía fluvial.
      • Actualizar la ley de cabotaje: la misma indica que una embarcación de bandera extranjera no puede amarrar en más de un puerto argentino lo que limita su operatividad.
    • Mejora de Rutas: Desde el sector se ha realizado una priorización de estas de acuerdo con la distribución y existencia de materia prima en turno de corta. Existen productores forestales dispuestos a colaborar con la provincia para el mejoramiento conjunto de algunas de estas rutas.
  4. Comercialización de subproductos fto industriales: el nivel de aprovechamiento de la materia prima en los aserraderos es del 43%. El contar con la posibilidad de comercializar los subproductos o aprovecharlos en su propio aserradero (cogeneración energética) generaría una mejora sustancial en su rentabilidad.

Finalmente, vemos positivo el hecho de que se produzcan debates dentro del sector sobre su propio desarrollo demostrando el funcionamiento de espacios institucionalizados, materia en la que Corrientes se encuentra a la vanguardia desde hace años.

La cadena forestal necesita imperiosamente trabajar y accionar de manera integrada a fin de ser competitivos y desarrollarnos como sector.